Andreaferreiro's Blog

Pintando mi voz

Corrientes artísticas de vanguardia del Siglo XX en el Arte Sonoro

leave a comment »

“El arte sonoro es un concepto artificial que surge como una necesidad

de definir todo lo que no cabe dentro del concepto de la música”

Manuel Rocha Iturbide

En los primeros meses del año 1909, el poeta italiano Filippo Tommaso Marinetti estaría publicando el Manifeste du Futurisme (Manifiesto del Futurismo) en París. Sería el primer movimiento a favor de la producción artística innovadora; en rechazo a la tradición, la convención y lo pasado y, en búsqueda de la originalidad, el irracionalismo, la euforia efímera y la exaltación de la tecnología.

Los artistas sonoros usan el sonido como vehículo esencial de expresión y sólo es posible gracias a la tecnología que permite la grabación y el procesamiento del audio.

Para Marinetti y los futuristas las virtudes de las máquinas eran modelo para la nueva estética: la fuerza, la rapidez, la velocidad, la energía, el movimiento y la deshumanización. Se buscaba “hacer tabula rasa[1] de la estética artística.

La vanguardia nació en la literatura pero repercutió en otras formas de expresión como la plástica, la arquitectura y la música. En particular de esta última, en la obra del italiano Luigi Russolo quien es considerado el primer compositor y teórico de la música experimental.

En 1910 firmó el Manifiesto Futurista teniendo una participación activa en el movimiento. Para 1913 creo el manifiesto “L’arte dei Rumori” (El arte de los ruidos) en dónde considera que el oído humano se ha acostumbrado a la velocidad, la energía y el ruido del paisaje urbano e industrial; entre sus conclusiones dijo que “los músicos futuristas deben sustituir la limitada variedad de los timbres de los instrumentos que hoy [1913] posee la orquesta por la infinita variedad de los timbres de los ruidos, reproducidos con apropiados mecanismos.”[2]

Fue así que comenzó una nueva concepción de lo sonoro, ampliando la teoría musical matemáticamente sistematizada por Pitágoras, exaltando la belleza de la armonía natural que se produce al entrar en contacto con el sonido entendido como objeto.

La fenomenología del sonido llegaría a ser también causante de una nueva concepción sonora: Pierre Schaeffer en 1966 —con influencia futurista del trabajo de Russolo—, clasificando en el Traité des objets musicaux (Tratado de los objetos musicales) los objets sonores (objetos sonoros). Estos últimos entendidos como toda identidad perceptible auditivamente, o bien, todo aquello que se oye por el simple hecho de oírse. Años antes, en 1948, Schaeffer ya desarrollaba la Musique Concrète (música concreta) que refiere a esos objetos sonoros que surgieron de la experimentación con la tecnología de grabación y manipulación para finalmente producir dicha música.

El dadaísmo, otro movimiento de vanguardia surgido en 1916 en Suiza, tuvo también influencia en lo sonoro-musical. Éste se caracterizó por declararse en contra de las convenciones del arte, buscando alejarse de lo razonable —según el Positivismo— como el ingrediente esencial para la creación. El dadaísmo integró al arte la sucesión de sonidos sin ninguna lógica. El arte, a partir de este momento, sería cuestionado continuamente bajo la idea de la inexistencia de reglas fijas que lo legitimen como tal.

Poco después, en 1920, el movimiento dadaísta compartiría ideología a su hermano en Francia: el surrealismo (también nacido en 1916). Catalizándose mutuamente, el surrealismo definió su labor en la búsqueda por una construcción romántica del arte mientras su hermano se inclinó hacia la destrucción del significado a favor de lo nihilista.

André Breton sería el responsable de escribir el Manifeste du Surréalisme (Manifiesto surrealista) en 1924, donde considera expresar conforme a la velocidad del pensamiento, evitando reflexionar y siendo espontáneo, pues sólo así habría un arte expresando verdades ocultas para el autoconocimiento. Por supuesto, Freud y el psicoanálisis tuvo influencia importante en Bretón para llegar a ello. De ahí que los sueños tuvieran presencia en el movimiento.

A diferencia del futurismo de Marinetti, el surrealismo no pretendía atacar rabiosamente al arte y la humanidad, sino a criticar lo común invitando a la gente a descubrir otros universos. Fue por ello el movimiento que tuvo más repercusiones en distintas expresiones artísticas como en el cine, la pintura y, la escultura. La influencia que tuvo en la música se ha visto en algunas agrupaciones musicales y artistas sonoros de distintos países que buscan producir viajes oníricos en sus escuchas a partir de crear diseños plenamente ficticios.

En América, 1921 en la ciudad de México, también surgía un movimiento artístico interdisciplinario que pretendía integrar la cultura popular y de masas al arte: el Estridentismo iniciado —también en un manifiesto— por el poeta Manuel Maples Arce que poco a poco se expandía a lo largo del territorio mexicano y al mundo.

En lo sonoro —según las fuentes—, destacó el compositor mexicano Silvestre Revueltas de quien me es imposible describir su música, si bien no es extraña o tal vez cercana a lo que hemos estado revisando anteriormente con las vanguardias, es de gran valor que encontremos ese sabor mexicano en cada sonido que ha compuesto. Revueltas siempre tuvo un amargo sabor por la realidad cultural y artística (sobre todo musical) del mexicano; nunca estuvo conforme con la educación y mucho menos con el sistema que controló —y tristemente aún controla— el reconocimiento de los artistas del país. No dudo en ningún momento que su música integre aquellos malestares en la delicadeza de cada cadena sonora que integró nuevas estéticas en la composición musical[3].

El arte sonoro surge a partir de que el ruido se convirtió en un elemento expresivo y los objetos sonoros tuvieron su participación en la creación artística. Los primeros generadores de ruidos fueron los Intona rumori (entona ruidos) de Luigi Russolo que reproducían los distintos tipos de ruidos catalogados por él mismo, los cuales pretendían formar parte de una nueva orquesta futurista. En su época causó disgusto y desde entonces el arte sonoro ha intentado posicionarse en el mundo artístico, enfrentando obstáculos de diversas índoles desde su definición hasta su legitimación.

El arte sonoro está muy relacionado con la música electrónica debido a que ésta última también experimentó con la tecnológica para incluir sonidos concretos en su diseño. En 1970 se había inaugurado el primer laboratorio de música electrónica en el Conservatorio Nacional de la ciudad de México creado por el compositor Héctor Quintanar quien pocos años antes había realizado estudios en Francia sobre música concreta, junto con el ingeniero y compositor Raúl Pavón. A pesar de esfuerzos de algunos artistas por difundir esta nueva música, el laboratorio cerró por falta de interés general de las instituciones y los compositores. Pocos realizaron obras que contenían sonidos concretos: Héctor Quintanar, Mario Lavista y Julio Estrada fueron los pocos que lograron aportar  a una nueva estética musical de la época.

También la radio mexicana colaboró a la difusión de esta nueva forma de expresión: En 1984 Radio UNAM lanzó la primera “Bienal de Escultura Imaginaria” que encargaba a artistas la realización de obras sonoras “esculturales” de un minuto; y fue hasta 1996 que Lidia Camacho crearía la Bienal Internacional de Radio en Radio Educación; es desde entonces que se incluye al radio arte (arte sonoro para la radio) en este medio masivo de comunicación.

La primera edición del Festival Internacional de Arte Sonoro fue hasta 1999 en la ciudad de México, que a pesar de los escasos recursos y un mediano interés, logró exponer ampliamente la obra de diversos artistas tanto nacionales como internacionales.

Poco a poco artistas mexicanos se han sumado a esta forma de expresión y se ha intensificado su integración en instituciones de educación musical provocando un gran crecimiento en su difusión y logrado algunos cambios en la estética musical y sonora. Aunque actualmente ya es imposible nombrar a todos los representantes del arte y experimentación sonora mexicana, menciono a algunos que han proporcionado elementos para destacar —y a quienes recomiendo escuchar—, como son —a parte de los antes mencionados—: Rodolfo Sánchez Alvarado, Antonio Russek, Javier Álvarez, Gonzalo Macías, Walter Schmidt, Roberto Morales, Bostich (Ramón Amescua), Manuel Rocha Iturbide, DJ Chrysler, Álvaro Ruiz, Guillermo Galindo, Pepe Mogt, Rodrigo Sigal, Murcof (Fernando Corona), Manrico Montero, Fax (Rubén Tamayo), Rogelio Sosa, Mario de Vega, Israel Martínez, Plug (Cristian Cárdenas) y Antiguo Autómata Mexicano (Ángel Sánchez Borges), entre otros.[4]

A pesar de todo, considero que una de las brechas que se han dado en México para la apreciación del arte sonoro es la falta de una cultura de escucha correcta, es por ello que cierro este breve artículo con una cita para reflexionar del compositor Silvestre Revueltas: “Existe un ambiente musical artificioso, falso. Los músicos honrados tratan de hacerlo verdadero. La crítica musical y parte del público influenciado por ésta la falsean, los primeros por ignorancia y los segundos por esnobismo.”

 

Bibliografía y Fuentes:

  • Chion Michael, Guide des Objets Sonores, Ed. Buchet/Chastel, Paris. 1995.

[1] Para expresar la acción de no tener en cuenta hechos pasados, comenzar desde la nada; derribar y construir algo completamente nuevo.

[2] Russolo, Luigi, “L’Arte dei rumori”, Milano, 1916.<http://www.uclm.es/artesonoro/elarteruido.html&gt;

[3] Es necesario que el lector escuche.

[4] El libro “Variación de Voltaje” de Carlos Prieto Acevedo (próximo en salir a la venta) contiene entrevistas con cada uno de los artistas mencionados y algunos otros, e información relevante sobre la historia de la música electrónica mexicana para quien desee profundizar en el tema. <http://voltaje.mx/&gt;

Written by andreaferreiro

17 septiembre, 2012 a 05:23

Publicado en Historia, Sonido

Tagged with , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: