Andreaferreiro's Blog

Pintando mi voz

Remix Creativo: El copyright contra la libertad creativa

with 3 comments

¿Qué es creativo? Es mi pregunta para comenzar. La creatividad se ha encapsulado en la idea de que para serlo se tiene que ser original en el sentido más puro de la palabra, el crear algo nuevo. Sin embargo, el ser creativo no se trata de ser original, porque ¿qué hay de original en la actualidad? Tal cual como la Real Academia Española lo define, es “la facultad de crear”. Es aquí de dónde debemos de partir para dar a entender que el crear, no importando a partir de qué cosas, es creativo siempre.

La actualidad a la que pertenecemos está plagada de tecnología: el Internet, las redes sociales, el correo electrónico, las plataformas de transmisión y alojamiento de datos, etcétera; digo plaga, porque las generaciones anteriores lo han visto como tal. Un ejemplo que ilustra esto es el que tratan documentales como Rip!: A Remix Manifesto de Brett Gaylor y Good Copy Bad Copy de Andreas Johnsen, Ralf Christensen y Henrik Moltke. Ambos sobre el tema que ha tenido más controversia sobre los derechos de autor, el remix.

El sampling en la música, para aquellos que extrañamente podrían no estar familiarizados, es el acto de tomar una muestra —un pedazo— de un sonido grabado por otra persona para reutilizarla en la creación de un sonido diferente. Así es como comenzó la cultura del remix. Se toma una canción, se remezcla, y se crea otra con un ritmo diferente; se pueden mezclar varias canciones, agregar efectos, o manipular el tempo. El problema surge a partir de la idea de que samplear es un acto criminal sustentado en el derecho de autor —copyright—. Esta es la licencia exclusiva para la protección de la expresión de los autores, para proteger su obra de ser copiada, distribuida o adaptada. Por lo tanto, el que alguien tome un pedazo de una grabación se considera crimen.

El Remix encontró un refugio en el copyleft, motivado por Richard Stallman —creador de software libre y la licencia pública general GNU— en 1984. Esto es importante porque a partir del desarrollo tecnológico que se ha dado en la industria informática, surgieron los programas de manipulación de audio que hacen posible el Remix, y no solo esto, sino el hacer posible que todo tipo de información pueda ser compartida en todo el mundo.

Richard Stallman transmitió la idea de que el compartir un trabajo sin limitaciones provoca que éste sea mejorado, lo cual beneficia a todos pues este trabajo mejorado también debe ser compartido en las mismas condiciones. Todo esto me recuerda a que Umberto Eco ya nos había hablado sobre que las diferentes interpretaciones que se puedan dar a partir de un texto lo enriquecen. Así es mi postura; la cultura del Remix se trata de una cultura que va evolucionando, que recuerda su pasado, e incluso —desde mi punto de vista— le da su crédito implícito al artista citado; no se trata de destruir una obra, sino enriquecerla añadiendo a ella diferentes versiones, es un homenaje que ya no tiene ninguna relación de autor con el que lo presenta por primera vez.

Desde la antigüedad, nos hemos dedicado a crear cosas, pero siempre —y más en la música— se trata de influencias a partir de algo ajeno del cual no somos autores. Pienso en el arte en general, todo se ha basado en el planeta, lo que vemos, lo que olemos, las formas que existen naturalmente, el ser humano, el sonido que la naturaleza produce. De todo ello, no somos creadores y de ello nos influenciamos para crear. El sonido en la música parte de sonidos limitados por una escala sonora perceptible para el ser humano y por los instrumentos que se han creado para reproducirlos; el autor de cualquier canción, no podría registrar como suya —en estos términos— una canción, pues está compuesta de notas o lenguaje que forman parte del dominio público. Los artistas hacen uso de su creatividad para crear canciones a partir de las combinaciones, y si otro artista toma estas notas para crear otra combinación, sigue siendo creativo y creador, nunca un criminal.

Todo esto me remite al “patentar” ideas. Más fuerte aún es la idea de patentar frases o combinaciones de notas, tonos, sonidos, acordes —lo que sea— y ponerles la etiqueta de “yo primero lo hice/dije, no puedes tocarlo”. Esto limita fuertemente la creatividad del ser humano, pues mientras avanza el tiempo, también se arrastra y se absorbe —inevitablemente— la cultura que se ha presentado en los años anteriores a la generación actual. La cultura del Remix es la expresión más acertada de lo que sucede actualmente respecto a los avances tecnológicos, el compartir ideas para crear otras mejores, y el preservar el pasado adaptándolo al presente.

El copyright ha llegado al extremo de ser el cáncer de la libertad creativa, despidiéndose de proteger la reproducción “tal cual” de las obras con fines de lucro, pues a los beneficiarios económicos de las licencias —que comúnmente no son los artistas—, les interesa el dinero y el poder más que el desarrollo, la libertad de expresión, la creatividad, o los mismos artistas “protegidos”. Es incongruente la demanda del copyright siempre y cuando atente contra la obra propia —y aquí entra el Remix—; por el contrario, si no se remezcla y se vende, entonces sí es robo, pues se usa para beneficio económico personal sobre la creación de alguien más.

Filmografía documental:

  • Rip!: A Remix Manifesto, Dirección y Guión: Brett Gaylor. Canadá 2008, 80 minutos.

  • Good Copy Bad Copy, Dirijida por Andreas Johnsen, Ralf Christensen, Henrik Moltke. Dinamarca 2007. 59 min.

Written by andreaferreiro

20 abril, 2011 a 04:13

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pienso que los autores tienen derecho a proteger lo que ellos han creado, asi como está descrito, que ellos usaron inspiración de algo que sus sentidos percibieron. Sea cual sea el trabajo que desarrollaron, llámese un poema, una canción o bien un remix.

    Me parece muy acertado poder llamar creativo a un remix que, a partir de una canción, o varias canciones se pueda hacer algo nuevo y fresco como un remix, que usualmente rinde tributo a trabajo del autor originial. El problema actual es el lucro que mata al artista en potencia, y al artista que ejerce su práctica, matando la inspiración del arte real por un par de billetes.

    Muy interesante el artículo.

    Andrey

    Andrey

    9 mayo, 2011 at 15:15

  2. […] El copyright contra la libertad creativa andreaferreiro.wordpress.com/2011/04/20/remix-creativo-el…  por belenesteban hace 3 segundos […]

  3. […] » noticia original […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: