Andreaferreiro's Blog

Pintando mi voz

Justino Fernández, Introducción a la estética del arte mexicano.

leave a comment »

El texto habla sobre todo de la belleza, que ésta depende del contexto cultural y de que se cumplan las expectativas de ciertos signos a partir de la enciclopedia individual de cada persona. Claro esto significa que la belleza es subjetiva de quién la mira, por lo que hay que entender que el entorno influye en la significación de cada signo que va a influir en nuestra calificación de algo como bello. Por otro lado, habla de la belleza histórica como aquella que contiene un mismo arquetipo pero de distintos signos. Fernández presenta una investigación sobre la belleza impura e histórica del arte mexicano en distintas épocas. De lo prehispánico menciona la escultura de la diosa Coaticue, del arte barroco novohispano: la obra de José María Velasco, y la contemporánea con la obra de José Clemente Orozco. Para estudiar el arte el mexicano hay que reconocer el trabajo a lo largo de la historia, pues es éste conjunto lo que crea significado al arte mexicano. Concuerdo con Fernández la idea de que tendemos al modernismo, a lo europeo pero a la vez no queremos dejar de ser nativos americanos. Cuando llegan los Españoles a América hubo un periodo de mezcla del arte prehispánico con el europeo, y a lo largo de la historia, las generaciones se han ido adaptando a lo que está en uso en el momento, creando así un universo simbólico de referencia sobre lo bello. Una persona que haya tenido relación con el arte prehispánico lo puede valorar como bello (como es el caso del autor), pues es lo que en su enciclopedia cultural ha registrado; sin embargo, la mayoría de los mexicanos actualmente tenemos la influencia de la imagen europea, a partir del retrato más realista; en cierto sentido, mientras más se asemeje a lo real, más bello es. Esto no nos permite dejar que la obra hable por sí sola en su contexto, buscar la relación que tiene con su época, posteriormente admirarlas para considerarlas bellas; como en el caso de la Coatlicue que en algunos casos se llega a considerar bella o excelsa —como de alguna manera da a entender Justino Fernández—. Sin embargo, creo que la influencia Europea es inevitable, sí depende del reconocimiento de la técnica, de su historia, de la calidad… para poder apreciar el “arte” como tal; pero sobre si algo es bello o no, considero depende más de los gustos de cada persona (creados a partir de su experiencia y de lo que ha visto), es así que puede considerar algo como bello, si en su sistema de signos catalogados como bellos concuerdan con lo que observa.

Written by andreaferreiro

17 abril, 2011 a 05:32

Publicado en Hermenéutica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: