Andreaferreiro's Blog

Pintando mi voz

El día de los muertos vivientes

leave a comment »

En ésta película hay una crítica hacia el progreso científico, pero yo pienso que es más la noción de progreso que la gente no científica tiene. Para un científico, el encontrar cualquier mínimo detalle es demasiado, es un paso más para ir hacia dónde quieren llegar; yo inclino la crítica hacia la ignorancia e intolerancia general respecto de la ciencia, pues al no tener la paciencia debida no se aprecia —fuera del círculo científico— el avance que se haya dado. En el caso de los militares se observa este comportamiento, los militares creen que la ciencia es como tomar una decisión y llevarla a cabo y su desesperación no dejaría que la ciencia siguiera su curso con la paciencia necesaria.

El origen de los muertos vivientes se remonta a la Europa pagana, cuando se creía que los muertos podían regresar con su cuerpo, por lo tanto, una aparición implicaba poder ver el cadáver del muerto caminando y hablando. En esa época se les llamaba “revenants” que en francés significa “los que revienen, regresan o vuelven”. El ser un “revenant” implicaba que el muerto no haya querido morir, que se haya quedado con sed de venganza, que hubieran muerto en un accidente o sido forzados a morir, incluso se decía de los que tenían carácter problemático. Así el muerto regresaba a su casa a seguir con la rutina de su vida como si nada hubiera pasado, entonces sabemos que no tenían noción de que estaban muertos y tampoco de sus impulsos agresivos extremos de querer matar a los vivos. Lo curioso es que al ser seres de la tierra, la tierra era un arma que usaban para transportarse con rapidez y esconderse de la luz. De ahí que los zombies sean nocturnos. Sin embargo, George A. Romero re-inventó sus muertos vivientes en seres que incluso podían estar bajo la luz del sol, que comían seres humanos, atraídos por la sangre y que incluso infectaban a los vivos con sus mordidas como una plaga.

El científico trata de afrontar el problema —en la película— pensando en que la única solución afectiva es la ciencia, pues no existían suficientes “vivos” para luchar contra esos zombies caníbales y plagados. Los militares saben que esa es una realidad por lo que deciden darle más tiempo para encontrar una solución, sin embargo, al verse en apuros, pérdidas y por querer acabar con el problema, deciden escapar del lugar dónde se hacen los experimentos y huir a un lugar más seguro matando a los científicos, esto porque no cabían todos en el helicóptero. El científico, en su oportunidad, se dedicó a buscar la manera de “domarlos” para que trabajaran y sirvieran a los vivos. Encontrar la manera de deshacerse de ellos ya no era factible por la cantidad de muertos vivientes en el exterior.

El militar en realidad nunca afronta el problema, sino que enredado en su egoísmo, su resistencia y su insensibilidad, piensa que son capaces de lidiar con el problema. Pero al igual que todos los “vivos” tienen el pánico de ser atacados por uno de esos seres, lo cuál les produce tal miedo que reflejan en su actitud incoherente e irracional para encontrar soluciones; al no encontrarlas, quieren huir pero sin tener éxito, mostrando así que su enfrentamiento de esa realidad solo fue una máscara, no una manera real de querer afrontarlo.

La solución que podría darle a este problema es muy vaga porque tal vez no haya manera de hacerlo en la realidad, pero al esto ser algo fantasioso, pienso que podría dividirse el mundo en dos partes: “zombielandia” y “vivilandia”. Dónde los muertos estén con los muertos y los vivos con los vivos. Finalmente los muertos vivientes no se pueden matar porque ya están muertos, y aunque al parecer logran matar a algunos de ellos, en realidad sus cuerpos siguen funcionando. Quién sabe si habría una manera de exterminarlos, si es así, dividido el mundo podrían los “vivos” buscar una manera “inteligente” de matarlos, digo “inteligente” porque una de las características que siempre se ha observado en los zombies es que su capacidad mental es retrasada al morir, no actúan conscientemente ni racionalmente. Creo que esa sería la parte que les daría ventaja a los “vivos” sobre los “muertos vivientes”

Filmografía: “Day of the dead”, Director George A. Romero, Productor Richard P. Rubinstein.

País: Estados Unidos, 1985. Genero: Terror, Duración: 102 minutos.

Fuente: Day of the dead, Wikipedia en Español <http://es.wikipedia.org/wiki/Day_of_the_dead>,13 Marzo.

Written by andreaferreiro

17 abril, 2011 a 05:46

Publicado en Películas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: