Andreaferreiro's Blog

Pintando mi voz

¿¡Y tú qué sabes!?

with one comment

La realidad —según este documental— es lo que cada quien hace de ella. Conscientemente una persona puede crear su propia realidad e incluso modificarla según el pensamiento de ésta. Pues lo que se piensa es lo real. El hombre es la máquina productora de realidad, pero a demás, vivimos entre distintas realidades que creamos todos lo cuál generará una verdad de la unidad en el que todos somos uno, dios. Solo aquello que creamos será posible y la realidad termina siendo la vida misma que necesita ser mantenida por nuestros pensamientos.

Las emociones son sustancias químicas que se generan en el hipotálamo, son péptidos que se convierten a neuropéptidos; las emociones terminan siendo nosotros, pues son nuestros impulsos más naturales, como el deseo del placer, del comer, del beber, del bailar, etcétera. De emociones estamos construidos.

En lo personal no creo en lo absoluto que sea posible alterar la realidad de la forma en la que ellos lo explican a partir de creer que todo es posible por medio del pensamiento. Creo que la realidad existe independientemente de quién esté consciente o no de ella, que cada ser humano comprende distintos puntos de esa realidad, partes de ella, más no un todo. Por lo tanto la realidad es vista subjetivamente por quien esté en ella. Por otro lado creo que si es posible alterar nuestra vida a partir de lo que pensamos; si pensamos el bien, tendremos el bien. Si somos personas que siempre andamos pensando en lo peor, no logramos disfrutar nuestra vida, debemos de pensar de la manera más positiva posible para lograr actuar en la vida de la mejor manera y a la vez disfrutar de todo lo que se acontezca, tener las pruebas que nos da la vida como ese juego donde aprendemos a crecer, madurar y a fortalecernos, que cada cosa que aparenta ser mala, no es tan mala; que la vida no sería vida sin subidas y bajadas. Pero actuar con responsabilidad sobre cada decisión que tomemos, no ignorando las consecuencias, para disfrutar de lo que se acontezca posteriormente. Dependiendo de como veas la vida, podrás modificar tu estilo de vida, pero no significa que puedas hacer que las cosas floten con solo pensar que no hay gravedad…

La tesis central de la película es la superación personal, a través de la idea de que debemos tomar consciencia de que somos capaces de alterar la realidad, al igual que los creadores de ella, y que como el psicoanálisis, debemos enfrentarnos a esta concepción de las cosas para salir de la ceguera natural en la que hemos vivido, ignorando la metafísica o la ciencia en su “más allá”.

En la película se usa la ciencia para comenzar a explicar procesos naturales que ya conocemos sobre como se produce en el cuerpo alguna reacción química, y de ahí parten para explicar lo que llegaría a ser la metafísica o una comprensión de las cosas más allá de su primer nivel, desafiando las “leyes naturales” que se nos han impuesto introduciéndose en los huecos que la ciencia no ha podido llenar o responder con certeza absoluta, tal como es el caso del pensamiento y las ideas.

En general, se me hace una propuesta más sobre lo que no podemos comprender sobre nuestra existencia. El hombre necesita creer en algo para creerse saciado; somos capaces de crear teorías de este estilo cuando la vida no nos resulta suficiente o, de otra manera, cuando la realidad en la que vivimos no nos resulta verdadera.

Ficha Técnica:

Documental: Director: William Arntz,
País: Estados Unidos, Duración: 109 minutos, Calificación: B,
Fecha de estreno: 21/02/2007.

Written by andreaferreiro

17 abril, 2011 a 06:33

Publicado en Películas

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. “De emociones estamos construidos.”

    Siento que esto define todo lo expuesto. La realidad duele, se siente, es difícil, y poco creíble. Todos somos dentro de nosotros mismos pequeños dioses, con nuestros propios mundos. Con nuestro padecimiento de ideas, enfermos de razón o de sin razón por algún sin saber ¿por que?

    Somos de cristal cuando menos queremos, negamos la tendencia a ser sincero con nuestros sentimientos. como si del cielo cayera algún castigo por ser uno mismo.

    El tiempo por otra parte hace de las suyas con cada vuelta a la redonda y con el mismo escenario pálido que no cambia.

    La pregunta persiste y se repite a secas. ¿En algún lugar de este país sin libertad precisa seré…?

    Bueno, la felicidad es siempre a medias.

    Saludos, me gusto tu escrito.

    nicafeliz

    17 abril, 2011 at 06:51


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: