Andreaferreiro's Blog

Pintando mi voz

Creación: El Hombre y Dios

leave a comment »

 

Este es un tema que hemos compartido y estudiado en las aulas a lo largo de nuestra formación académica; para introducirnos en él, sobre las creencias de los hombres, se cree que en el comienzo éramos mayormente politeístas y posteriormente predominó el monoteísmo. Toda la humanidad en toda su historia —me atrevo a decir—, se pregunta cómo es que existimos, que tenemos capacidad para pensar, por qué nos diferenciamos de los animales, nuestros parecidos con la naturaleza y el entorno… Esto provocó que se crearan las teorías, mitologías y creencias que ya conocemos acerca de nuestro origen y del entorno donde habitamos.

Si observamos a nuestro alrededor admiraremos una perfecta obra de arte; por ejemplo, una pequeña flor —para no irnos tan lejos—, al observarla con detalle nos damos cuenta que tiene un color, forma y detalles específicos —imaginemos—, pistilos de color púrpura dentro de los cuales resaltan pequeñas semillas que desean con ansiedad ser liberadas de su caparazón, para dar origen a otra planta de su misma especie; al caer al suelo comenzará el proceso que llamaremos “la vida de la planta”, esta semilla al ser alimentada por el agua y el sol se abrirá, y saldrá de ella una raíz que escarbará en la tierra a toda prisa, después será abundantemente nutrida y crecerá en sentido contrario a su raíz. Veremos el tallo verde olivo de la hermosa flor, del cuál crecerán ramificaciones que terminarán en suaves hojas de distintos tonos de verde. Finalmente, veremos una copia perfecta de esa primera flor púrpura, la cual proveerá de nuevas semillas para repetir el proceso al parecer, infinito… Seguramente el hombre se preguntó ¿Cómo es que tiene la “inteligencia” que le permite reproducirse? El hombre al admirar la complejidad de las cosas pensó que era necesario que hubiera un creador, sin embargo, era tan impresionante, que se le hacía más lógico concebir al mundo como co-creado, entendiéndose por varios autores y no solo uno.

He descartado la Teoría de la Evolución del Hombre en el sentido extremo de qué todo comenzó de la nada sin ningún motivo, comenzando en una célula con vida hasta convertirse en un hombre racional —que a demás tiene género—, pasando por seres mitad hombre mitad simio. He de comentar, para evitar confusiones en los lectores, que creo que Charles Darwin estaba en lo correcto sobre la adaptación de las especies a su entorno, me parece una investigación muy importante, sin embargo se le ha adjudicado la “evolución” en este sentido y me parece relevante aclararlo dejando a gusto propio el desear revisar sus libros. Por otro lado, tampoco estoy de acuerdo con las religiones contemporáneas, pues éstas ofrecen al hombre comprar lo incomprable, nadie puede vender el cielo puesto que no hay manera de hacerlo siendo algo que está completamente fuera de nuestro alcance. Las religiones se han basado en libros escritos por hombres que dicen tener testimonios sobre el creador de todo, Dios. El más conocido es la Biblia, la cuál enseña —si la leemos en sus versiones o traducciones más fieles a la original— lo que es la verdadera religión, no como una institución, sino como una relación íntima y personal del hombre con Dios, el creador del universo, la cuál se genera a través del entendimiento sobre nuestra necesidad de un Salvador o Redentor. Descubrimos que Dios no es como lo pintan. La profundidad de esto recae en el conocimiento de Dios como justo1, santo2 y misericordioso3. Si es justo ¿no tendría que castigar a quién ha quebrantado su ley?, si es santo (completamente separado del pecado) ¿cómo se puede relacionar con el hombre, éste último siendo tan pecador?… por amor, describe la Biblia, Dios permite a pesar de nuestra condición de hacer lo malo, podamos tener una relación con Él, pero esto sólo si se satisface su justicia. El hombre —dice la Biblia—, se condena a sí mismo por preferir más las tinieblas que la luz4, al mundo que a Cristo. Es aquí donde entra Jesús de quién la mayoría hemos escuchado, Dios satisface su justicia en Cristo imputándole los pecados de aquellos que decidan creer en él como su Redentor. Jesús, dice la Biblia, es Dios hecho carne5, lo cuál significa que Dios se da a sí mismo para salvarnos, eso es amor ágape. La pregunta de mucho es ¿porqué Jesús?, él fue el único que no quebrantó la ley de Dios viviendo en carne humana.

La cuestión a resolver es si creemos, pues evidentemente es por fe, o el tener la certeza de lo que se espera y lo que no se ve. Pero para creer es necesario conocer lo que se está creyendo, ya que es un culto racional; así que el que cree o dice creer debe por lo tanto conocer a su Dios ¿quién es amigo del que no conoce?.

Para terminar esta reflexión, me gustaría citar unos versos que me parecen de los más relevantes de la Biblia: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda mas tenga vida eterna”6; según este pasaje es sólo para aquel que cree y si esto es real, unos serán juzgados y la ira de Dios irá sobre ellos y otros serán justificados por su fe en Cristo como Salvador. La existencia de Jesús está comprobada, la Biblia no habla de cómo ganarse el cielo, habla del regalo de la vida que por amor y gracia Dios nos da. Creo fielmente que todo el universo fue creado por éste Dios de quién hablo, el voltear a nuestro alrededor es muestra de la inteligencia con la cuál creó las cosas y es ese mismo quién hará justicia sobre la maldad que se ha hecho en la Tierra. He aquí el tiempo aceptable para salvación “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová.”7

1 La Santa Biblia, Reina Valera, 1960, Salmos capítulo 7 versículo 11 dice: “Dios es juez justo…”

2 La Santa Biblia, Reina Valera, 1960, Apocalipsis capítulo 4 versículo 8 dice: “…Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso,el que era, el que es, y el que ha de venir.”

3 La Santa Biblia, Reina Valera, 1960, Salmos capítulo 36 versículo 7 dice: “¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.”

4 Tomado de la Biblia, versión Reina Valera año 1960, libro de Juan, capítulo 3, versículos 18 y 19: “El que en Él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.”

5 Tomado del libro de Juan capítulo 1, versículo 1: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.” y Primera de Juan capítulo 5, versículo 7 “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.” Ambos de la Biblia, Reina Valera, 1960.

6 La Santa Biblia, Reina Valera, 1960, Libro de Juan, capítulo 3, versículo 16.

7La Santa Biblia, Reina Valera, 1960, Libro de Isaías capítulo 55 versículos 6 al 8.


Written by andreaferreiro

27 enero, 2011 a 04:39

Publicado en Especiales, Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: